jueves, 28 de febrero de 2019

Incentivos fiscales: ¿Cómo recuperar hasta el 59% del gasto de tu empresa en innovación?

Muchas empresas se benefician cada año de la deducción por actividades de Investigación, Desarrollo y/o innovación Tecnológica. En cambio, existen otras muchas que desconocen las ventajas de esta deducción y las claves para aplicarla con éxito. Sigue leyendo, te informamos de esas claves y de cómo podemos ayudarte.

Os explicamos qué es la deducción por actividades de I+D+i:

Es uno de los instrumentos más importantes y que permite un ahorro económico más significativo para las empresas.

Se trata de una deducción directa en el Impuesto de Sociedades por la realización de actividades que sean innovadoras, es decir, actividades nuevas para la empresa o nuevas para el sector.

 ¿Cuánto se puede ahorrar?

El ahorro para la empresa puede llegar al 59% del gasto de cada proyecto.

 ¿Quién puede beneficiarse de este incentivo?

Todas las empresas con actividad innovadora pueden beneficiarse de este ahorro económico, independientemente de su tamaño, facturación y sector de actividad.

 ¿Qué tipo de actividades son innovadoras?

Muchas actividades son innovadoras, algunos ejemplos son:

  • Mejoras significativas en procesos productivos.
  • Desarrollo de nuevos productos/procesos o mejora de los ya existentes.
  • Inversión industrial.
  • Fabricación de prototipos para realizar pruebas o demostraciones.
  • Incorporación de tecnologías nuevas para la empresa.
  • Desarrollo de software.

 Ventajas de las deducciones fiscales por I+D+i

  • Ahorro directo.
  • La aplicación es libre y general para cualquier tipo de empresa.
  • Se puede aplicar en años posteriores.
  • Es compatible con el resto de las ayudas públicas.
  • Tienen unos efectos económicos equiparables a los de la subvención, pero no tributan.
  • No están sometidas a concurrencia competitiva con un presupuesto predefinido, las genera cada empresa cuando realiza actividades de I+D y/o iT.

¿En qué plazo se puede presentar?

El próximo 25 de julio finaliza el plazo para solicitar la recuperación de hasta el 59% de los gastos incurridos por tu empresa en proyectos de innovación. ¡Todavía estás a tiempo de beneficiarte de sus ventajas!

¿Cuáles son los pasos para aplicar la deducción I+D+i?

El primer paso es analizar la actividad innovadora de la empresa para identificar los proyectos I+D+i. A partir de aquí, se evalúan los gastos asociados a cada proyecto y se calcula la deducción fiscal resultante y ya se puede aplicar en la casilla correspondiente del Impuesto sobre Sociedades.

Es importante documentar y justificar la deducción aplicada por la empresa mediante un informe económico que refleje los gastos y sus correspondientes justificantes y un informe técnico que describa las actividades que se han llevado a cabo y la innovación asociada.

 Autor y Contacto: [email protected]

Cookies

Baker Tilly utiliza cookies con el fin de mejorar continuamente sus servicios,  así como de mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Para más información acerca del uso de las mismas o de cómo eliminarlas, haga clic en nuestra politica de cookies.