miércoles, 13 de mayo de 2020

Real Decreto-Ley 18/2020 de acuerdo social en defensa del empleo

Desde el establecimiento del estado de alarma por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, la evolución de la crisis sanitaria derivada del COVID-19 ha ocasionado la adopción de diversas medidas, un gran número de ellas de carácter laboral. Durante los casi dos meses que nuestro país lleva inmerso en esta situación hasta ahora sin precedentes, el Gobierno ha ido desarrollando una serie de estrategias para tratar de paliar los efectos que esta pandemia mundial está ocasionando, con el objetivo de intentar reducir el impacto negativo sobre el empleo y la actividad económica.

Como consecuencia de las restricciones impuestas, aún hay sectores cuya actividad continúa limitada. Por este motivo, el Gobierno trata de dar una respuesta ponderada que considere los efectos que la emergencia sanitaria y las medidas de contención han causado en la actividad económica de tantos trabajadores.

 Daniel López  
Abogado  
Email  

 

 TeresaTeresa Aranda  
Especialista  
Email  

Las organizaciones empresariales más representativas de nuestro país, es decir, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), junto con las organizaciones sindicales más representativas, Comisiones Obreras (CC.OO.) y la Unión General de Trabajadores (UGT), son conscientes de la situación económica que atraviesa gran parte de nuestra población activa. Por ello, los agentes sociales de estas organizaciones y el Gobierno, tras tres semanas de arduas negociaciones, alcanzaron un acuerdo el pasado 8 de mayo que ha tenido como resultado la promulgación del Real Decreto-Ley 18/2020, de 12 de mayo, de medidas sociales en defensa del empleo.

Entre las medidas más importantes introducidas por este nuevo Real Decreto-Ley, podemos destacar:

  1. Prórroga de los ERTEs por fuerza mayor

Continuarán en situación de fuerza mayor total derivada del COVID-19, aquellas empresas y entidades que cuenten con un expediente de regulación temporal de empleo basado en el artículo 22 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, mientras continúen las causas que impidan el reinicio de su actividad.

Por otro lado, se encontrarán en situación de fuerza mayor parcial derivada del COVID-19, aquellas empresas y entidades que cuenten con un ERTE siempre que las causas que lo motivaron (reflejadas en el citado artículo 22) permitan la recuperación parcial de su actividad.

En ambos casos esta prórroga no podrá extenderse más allá del 30 de junio.

  1. Modificación disposición adicional sexta: salvaguarda del empleo

Con el Real Decreto-Ley 18/2020, se modifica la disposición adicional sexta del anterior Real Decreto-Ley 8/2020, de 17 de marzo, para garantizar el compromiso del mantenimiento del empleo por parte de las empresas, en un plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de su actividad. Esto es, desde la reincorporación al trabajo efectivo de las personas afectadas por el expediente de regulación temporal de empleo, aun cuando dicho regreso a la actividad laboral sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla.

  1. Medidas en materia de cotización

Se mantiene la exoneración de las cuotas a la Tesorería General de la Seguridad Social para aquellas empresas que se mantengan en situación de ERTE de fuerza mayor total. Esta exoneración corresponderá al 75% siempre que la empresa tenga 50 o más trabajadores.

Para las empresas cuyo ERTE sea de fuerza mayor parcial, se establecen diferentes tramos que variarán en función del mes, del número de trabajadores en la empresa y de su afectación por el ERTE. La exoneración para los trabajadores que reanuden su actividad en mayo será del 85%, mientras que para aquellos que lo hagan en junio será del 70%. Para las empresas de 50 o más trabajadores, la exención alcanzará el 60% y el 45% en mayo y junio, respectivamente. Para aquellos trabajadores que continúen en situación de ERTE en empresas con menos de 50 trabajadores, la exoneración corresponderá a un 60% en mayo y a un 45% en junio, mientras que en aquellas empresas de 50 o más trabajadores, la exoneración que les corresponderá será del 45% en mayo y del 30% en junio.

  1. Comisión de seguimiento tripartita laboral

Estará compuesta por los Ministerios de Trabajo y Economía Social, Inclusión y Agentes Sociales (CEOE, CEPYME, UGT y CCOO).

El objetivo principal de esta comisión tripartita será el seguimiento de las medidas adoptadas durante esta última fase en la que nos encontramos, una fase de “excepcionalidad atenuada”. También será la encargada de vigilar el intercambio de los datos e información recabada por el Ministerio de Trabajo y Economía Social y por las organizaciones integrantes, así como controlar el debate de las futuras medidas que se propongan. En cualquier caso, esta comisión deberá ser consultada con la antelación suficiente para poder otorgar la respuesta más acorde a la situación actual.

Como siempre, desde Baker Tilly queremos mandaros un mensaje de ánimo. Estamos a vuestra entera disposición y, con nuestro asesoramiento, trataremos de haceros estos días tan complicados un poco más llevaderos.

Cookies

Baker Tilly utiliza cookies con el fin de mejorar continuamente sus servicios,  así como de mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Para más información acerca del uso de las mismas o de cómo eliminarlas, haga clic en nuestra politica de cookies.