martes, 27 de octubre de 2020

Cambios en los requisitos - Informe de los Estados no Financieros

El 28 de diciembre de 2018 se aprobó la Ley 11/2018 por la que, entre otros aspectos, se modificó el Código de Comercio, el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital y la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas, en materia de información no financiera y diversidad.

El mencionado texto aprobaba la obligación de elaborar un Estado de Información no Financiera (en adelante, EINF) por parte de las sociedades o grupos de sociedades que cumplieran los requisitos que se indican a continuación y que no se encontraran dispensadas de su elaboración por su pertenencia a un grupo superior que elaborara un EINF e incluyera esta información, de acuerdo con el contenido normativo mínimo exigido en España:

  1. Su plantilla media fuese superior a 500 trabajadores y, adicionalmente
  2. Fueran entidades de interés público o, sin pertenecer a esta categoría de entidades, cumplieran durante dos ejercicios consecutivos una de las dos siguientes condiciones:
  • El total de activo del balance fuese superior a 20 millones de euros.
  • El total de la cifra de negocios fuese superior a 40 millones de euros.

Recordamos que el EINF es un documento, que debe ser formulado por el Órgano de Administración de la Sociedad o el Grupo, que forma parte íntegramente del Informe de Gestión de las Cuentas Anuales aunque se pueda presentar de forma separada, que debe ser revisado por un experto independiente, que es incluido como punto separado del orden del día para su aprobación por la Junta de Socios y que debe ser publicado en la web de la Sociedad o el Grupo y estar disponible de forma general durante un plazo temporal de 5 años.

Este documento debe contener la información necesaria para comprender, entre otros aspectos, la evolución, los resultados y la situación de la Sociedad o Grupo de Sociedades y el impacto de su actividad respecto a diferentes cuestiones relacionadas con aspectos medioambientales, sociales, derechos humanos, medidas contra la corrupción y el soborno, personal del Grupo y políticas de igualdad y no discriminación.

En consecuencia, este informe requiere que las sociedades dispongan de un buen control interno y fuentes de información fiables que permitan obtener una información correcta e íntegra en lo referido a la información no financiera a incluir en dicho informe. Adicionalmente, requiere inicialmente de un periodo de adaptación que permita el tratamiento y obtención de dicha información incluyendo, en su caso, la adaptación de los sistema de información de la entidad.

En relación con los requisitos para la elaboración del EINF y tal y como se establecía en la Ley 11/2018, para los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2021, la primera condición para la obligación de formular el EINF, disminuye de 500 a 250 trabajadores. En consecuencia, todas las Sociedades o Grupos de Sociedades que dispongan de una plantilla media superior a 250 trabajadores y que cumplan con la segunda condición indicada anteriormente, estarán obligadas a la elaboración de este informe. Debido al menor tamaño de estas compañías, presumiblemente estarán menos preparadas para la obtención de la información requerida y para el tratamiento de la misma, por lo que se recomienda una preparación gradual y planificada para el cumplimiento de los requisitos establecidos por la normativa vigente y para la obtención de una información que en muchos apartados, resulta especialmente sensible y, por tanto, debe de encontrarse adecuadamente soportada y documentada.

Cookies

Baker Tilly utiliza cookies con el fin de mejorar continuamente sus servicios,  así como de mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta el uso de cookies. Para más información acerca del uso de las mismas o de cómo eliminarlas, haga clic en nuestra politica de cookies.