Cuadro de mandos real state

Según varios organismos europeos, el mercado inmobiliario está a las puertas de sufrir una época de vacas flacas, debido a la incertidumbre en los mercados financieros, principalmente. Este panorama siembra dudas y las empresas dedicadas al real estate vuelven a enfrentarse a un panorama incierto donde deberán “renovarse o morir”. Una transformación que pasa por asumir los desafíos digitales y adoptar nuevas tecnologías.

En este sentido, las soluciones de BI proporcionan un análisis en tiempo real de datos cruciales que permiten exactamente esto. Hablamos de millones de datos externos alojados en Internet, que varían a diario, y que pueden cruzarse con el CRM propio, dando como resultado información clave para penetrar en cualquier negocio.

Disponer en tiempo real de toda esta información hace que los comerciales conozcan con bastante profundidad el sector del cliente y puedan establecer un diálogo de calidad donde adapten su oferta. Porque a un cliente potencial le puede interesar nuestro producto, pero sobre todo le interesa saber cómo lo que le ofrecemos puede ayudarle en su actividad y generar rentabilidad.

 

Los distintos apartados de los que se compone el cuadro de mandos son:

  1. General. Indicadores principales de negocio. Evolución de ingresos. Interacciones (llamadas/visitas/ofertas/ventas) segmentado por diferentes categorías (plataforma/vendedor/localidad/antigüedad cliente).

 

2. Detalle Vendedor. Análisis integral de los datos de eficacia comercial del vendedor.

 

3. Comparativa vendedores. De datos comerciales respecto al resto de comerciales y datos medios.

 

4. Clientes. Origen de clientes y rentabilidad por plataforma.

 

La información contenida en el cuadro de mandos se podrá segmentar/filtrar por cualquier de las características incluidas en la fuente de información (fecha, establecimiento, cliente, familia, producto, etc.).