Cuadro de mandos RRHH

Habitualmente se tiende a valorar las empresas únicamente por sus indicadores financieros, reduciendo la labor de centenares y miles de personas a una cifra: beneficio o pérdidas; crecimiento o caída; fondo de maniobra positivo o negativo; y así para las decenas de indicadores que se utilizan en el análisis de un negocio.

Sin embargo, hay otros muchos factores, independientemente de los financieros, que no son tan analizados pero que son una parte muy importante de la responsabilidad social corporativa de una empresa, alcanzando una importancia en grandes grupos empresariales. El cambio climático y todas sus derivadas; la lucha contra la desigualdad; o el cuidado de los empleados y la conciliación familiar, entre otros muchos conceptos, se convierten en parte fundamental de la valoración que tiene una empresa. Y no sólo desde un punto de vista oficioso ya que, a partir de 20021, los Grupos empresariales con más de 250 empleados están obligados oficialmente a presentar su Estado de Información no Financiera (EINF), detallando todos estos puntos comentados y que no depende de los indicadores puramente financieros.

 

Los distintos apartados de los que se compone el cuadro de mandos son:

  1. Datos generales de número de empleados, salarios medios, composición por datos sociológicos. Detalle para distintas Sociedades dentro de un Grupo.

 

2. Salarios. Desglose de datos referentes a salarios. Segmentación por filial, sexo, rango edad, categoría profesional, etc.

 

3. Diversidad. Análisis de desviaciones respecto a datos de salarios por aspectos sociológicos.

 

4. Prevención. Principales indicadores y evolución de datos de PRL, absentismo y despidos.

 

La información contenida en el cuadro de mandos se podrá segmentar/filtrar por cualquier de las características incluidas en la fuente de información (fecha, establecimiento, cliente, familia, producto, etc.).