Cuadro de mandos transporte

Quienes conocen el sector del transporte por carretera estarán de acuerdo en que éste se caracteriza por su vertiginoso ritmo: multiplicidad de clientes, acciones, tipos de mercancías, destinatarios o destinos diversos son algunos de los aspectos principales a los que un responsable de empresa del sector tiene que hacer frente diariamente. Asimismo, nos encontramos ante un sector con un margen respecto a la cifra de negocio significativamente reducido, y muy sensible a cualquier alteración en el mix de costes.

Si se tiene en consideración, además, el contexto económico actual, con un incremento muy importante del coste de los combustibles, materias primas y resto de suministros, se dan todos los ingredientes para que las empresas del sector se vean sorprendidas con su situación: ¿Por qué el ejercicio pasado tenía beneficios y el ejercicio actual, en el que he incrementado la cifra de negocios, acumulo pérdidas?

Para poder responder a esta pregunta de manera rápida y eficiente, y tomar las decisiones adecuadas para revertir esta situación, es indispensable que los responsables del negocio tengan toda la información disponible, al mayor detalle posible y de una manera ágil.

 

Los distintos apartados de los que se compone el cuadro de mandos son:

  1. Indicadores principales. Financiero, Comercial y de Gestión.

 

2. Cuenta de Resultados. Evolución respecto a ejercicio anterior y presupuesto. Desglose por vehículo. Evolución mensual.

 

3. Ventas. Análisis de indicadores de venta y evolución. Desglose por ruta comercial, tipo de servicio o vehículo. Análisis por cliente.

 

4. Costes. Control de principales partidas de gasto: personal, combustible, seguros, resto. Evolución mensual y cobertura por cifra de negocio. Analítica exhaustiva de costes de combustibles por fecha, zonas y vehículo. Matriz por vehículo de costes totales.

 

5. Cobros. Informe de control de cobros. Aging por cliente y detalle por factura. Alertas.

 

La información contenida en el cuadro de mandos se podrá segmentar/filtrar por cualquier de las características incluidas en la fuente de información (fecha, establecimiento, cliente, familia, producto, etc.).