Los repartidores de Deliveroo son considerados falsos autónomos

Los repartidores de Deliveroo son considerados falsos autónomos

El pasado 1 de junio de 2018, el juzgado de lo social nº 6 de Valencia condenó a la empresa de reparto de comida a domicilio `Deliveroo´, por tener como trabajadores a falsos autónomos.

La sentencia estima parcialmente la demanda de un trabajador que fue despedido por Roofood Spain SL (denominación social de Deliveroo), y resuelve que esa rescisión fue improcedente, calificando por tanto la relación entre ambas de laboral y no mercantil.

El juzgado considera que queda suficientemente probado que el demandante trabajaba según instrucciones de la empresa y bajo las condiciones fijadas unilateralmente por ella.

Entre los principales motivos que da lugar a esta decisión destaca que el trabajador, tras ingresar en la empresa, debía descargarse una aplicación desarrollada y gestionada por ésta en su teléfono móvil, recibiendo una autorización y, con ella, un usuario y una contraseña personal para poder acceder a la misma. Además, la empresa decidía de forma indirecta los horarios y la zona en la que el trabajador debía desempeñar sus funciones.

Entiende por tanto quese dan las notas características de la relación laboral de ajeneidad y dependencia, ya que la prestación de servicios del demandante, a favor de Deliveroo, presenta rasgos que sólo son concebibles en el trabajo dependiente y por cuenta ajena.

La sentencia da así la razón a las Inspecciones de Trabajo previas que consideraban acreditada la existencia de una relación laboral entre las partes, constatando que los riders carecen de estructura empresarial y condenan a Deliveroo a indemnizar al exrepartidor por despido improcedente o proceder a su readmisión.

Se prevé que esta sentencia desencadene un aluvión de demandas realizadas por los “riders” de las distintas empresas del sector (Just Eat, Glovo…), para que sus relaciones con las mismas sean consideradas laborales en lugar de mercantiles.

Las sanciones a las que se enfrentan dichas empresas ocasionará que tengan que cambiar el modelo de negocio, o incluso podrá llegar al cierre de alguna de ellas por no poder soportar el coste.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

diecisiete − ocho =