48417806 xl edited

¿Estamos ante un escenario de recesión?

19 julio, 2023

¿La inversión de la curva de tipos señala una nueva recesión económica en España?

Existe una pregunta que está flotando en el ambiente sobre si la inversión de la curva de tipos está señalando el inicio de una recesión económica. En este artículo intentaremos explicar cuáles son aquellos indicadores que utiliza el mercado para valorar este riesgo y qué palancas podemos activar para mitigar posibles riesgos.

¿Por qué se asocia la inversión de la curva de tipos a una recesión económica?

A lo largo de la historia económica, se ha observado una tendencia clara por la cual la inversión de las curvas de tipos ha estado asociada con recesiones económicas. Cuando la curva de rendimiento se invierte, es decir, cuando los rendimientos de los bonos a corto plazo superan a los rendimientos de los bonos a largo plazo, ha habido repetidos casos en los que esta situación ha coincidido con el inicio de una recesión económica. A continuación, podemos observar un gráfico que muestra esta correlación en el tiempo entre la inversión de curva de tipos y las recesiones económicas. La línea azul muestra la diferencia entre el rendimiento de los bonos del Tesoro americano a 10 años y el rendimiento que ofrecen a 2 años. (Cuando es negativa indica que la curva de rendimientos a 2 años es superior a la de 10 años).

El ejemplo más cercano lo vivimos durante la crisis financiera de 2008, donde se produjo una inversión significativa de las curvas de tipos en varios países europeos, y en los Estados Unidos. Esta inversión se consideró un indicador temprano de la recesión económica que siguió.

Hay varias razones por las cuales esto puede ocurrir, estas son:

  • Porque el mercado tiene expectativas de que se produzca una desaceleración económica. Al invertirse la curva, los bonos a largo plazo reducen su expectativa de rendimiento, ya que reflejan una menor confianza en el crecimiento económico, y probablemente esta situación llevará a una reducción en la inversión y en el gasto.
  • La implantación de una política monetaria restrictiva: en ocasiones, como ocurre actualmente, la inversión de las curvas de tipos puede ser causada por actuaciones de los Bancos Centrales que incrementan los tipos de interés a corto plazo para controlar la inflación o enfriar una economía que ha estado creciendo demasiado rápido. Esto puede afectar negativamente a las empresas y los consumidores, lo que eventualmente puede conducir a una recesión económica.
  • Mayor demanda de bonos a largo plazo: durante períodos de incertidumbre económica o volatilidad en los mercados financieros, los inversores pueden buscar refugio en bonos a largo plazo, lo que aumenta su demanda y, consecuentemente, se produce una reducción en su rendimiento. Esta mayor demanda puede ser interpretada como una señal de preocupación sobre el estado de la economía y anticipar una recesión.

Es importante destacar que la inversión de las curvas de tipos no siempre precede a una recesión económica y no es un indicador infalible. Puede haber situaciones en las que se invierta la curva de rendimiento sin que se produzca una recesión económica, o puede haber recesiones económicas sin una inversión previa de la curva de rendimiento.

¿Qué otros indicadores económicos pueden ser útiles para prever una recesión?

Existen otros indicadores económicos que pueden ser útiles también para prever una recesión. A continuación, mostramos algunos de ellos:

  • Indicadores adelantados del PIB: estos indicadores, como el índice de producción industrial o las ventas minoristas, pueden dar una idea de la tendencia futura del PIB.
  • Tasa de desempleo: una tasa de desempleo creciente puede ser un indicio de que la economía está desacelerando.
  • Beneficios empresariales: los beneficios empresariales pueden dar una idea del estado de salud de las empresas y, por tanto, de la economía en general. Una disminución de los beneficios empresariales puede ser un indicio de que se avecina una recesión.
  • Inicio de construcción de viviendas: el inicio de construcción de viviendas puede ser un indicador de la salud del sector inmobiliario y, por tanto, de la economía en general. Una disminución en el inicio de construcción de viviendas puede ser un indicio de que se avecina una recesión.
  • Leading Economic Index®: este índice, elaborado por The Conference Board, combina varios indicadores económicos para dar una idea de la tendencia futura de la economía. Una disminución en el Leading Economic Index® puede ser también un indicador de una posible recesión.

Es fundamental utilizar múltiples indicadores y distintas fuentes de información para obtener una evaluación más completa de la situación económica y evitar basar las decisiones únicamente en la inversión de las curvas de tipos.

Precisamente, el Leading Economic Index® (LEI) de la Conference Board para los EE. UU. es un indicador económico que pronostica la actividad económica futura. Este índice refleja 10 factores clave, como salarios, desempleo, pedidos a fábricas, precios de acciones, permisos de vivienda y expectativas de los consumidores, entre otros.

En su última actualización a fecha 22 de junio de 2023, el LEI registró una disminución del 0,7 % en mayo de 2023, tras haber caído un 0,6 % en abril. Es importante destacar que el LEI ha experimentado una bajada del 4,3 % durante el período de seis meses entre noviembre de 2022 y mayo de 2023, una tasa de disminución más pronunciada que la contracción del 3,8 % durante los seis meses anteriores, de mayo a noviembre de 2022.

Según Justyna Zabinska-La Monica, Senior Manager de Business Cycle Indicators en The Conference Board, el Leading Economic Index® (LEI) ha experimentado disminuciones durante los últimos catorce meses y sigue apuntando hacia una actividad económica más débil en el futuro. Las proyecciones indican que la economía de EE. UU. se contraerá desde el tercer trimestre de 2023 hasta el primer trimestre de 2024, y existe la probabilidad de que la recesión se agrave si continúa la rigidez de la política monetaria y se reduce el gasto público.

¿Qué palancas podemos activar para mitigar posibles riesgos de recesión en nuestras empresas?

Siguiendo con el informe confeccionado por la prestigiosa institución The Conference Board, elaborado a través de una encuesta realizada entre los meses de noviembre y diciembre de 2022, a 1.131 ejecutivos, incluidos 670 CEO de todo el mundo, pone de manifiesto que la recesión económica mundial y las recesiones regionales, la inflación, las continuas interrupciones de la pandemia (en Asia), la inestabilidad geopolítica global, los problemas de la cadena de suministro y la escasez de mano de obra son los eventos de alto impacto que los CEO y ejecutivos ven como un desafío para sus organizaciones este año.

En respuesta a este complejo entorno macroeconómico, las compañías se están enfocando en impulsar el crecimiento de los ingresos, la reducción de costes y los beneficios a través de transformaciones digitales e innovaciones en el modelo de negocio, al mismo tiempo que se esfuerzan en encontrar y fidelizar el talento para conseguir sus objetivos.

Es importante mejorar el nivel de preparación de las organizaciones para manejar un posible impacto que pudiera producir una situación económica desfavorable. Para ello, algunas de las palancas que se pueden activar incluyen:

  • Acelerar la innovación y la transformación digital.
  • Buscar nuevas oportunidades en productos/servicios, regiones y fusiones y adquisiciones.
  • Reducir los costos no básicos, como los generales y administrativos.
  • Revisar los modelos de negocio, por ejemplo, la estrategia de fijación de precios y la gestión de riesgos.
  • Enfocarse en la búsqueda de innovación, tecnología y talento para garantizar el crecimiento de los negocios en los próximos dos o tres años.
  • Evaluar los riesgos geopolíticos y tener en cuenta tensiones entre Estados Unidos y China.
  • Formular una estrategia a nivel corporativo para mitigar el impacto del cambio climático.
  • Tomar medidas para mejorar la resiliencia de las cadenas de suministro y aplicar lecciones aprendidas de las recientes interrupciones.
  • Aumentar los presupuestos para mejorar el servicio y la experiencia del cliente y la adquisición de nuevos clientes.

¿Hay que prepararse para un posible impacto?

Aunque no creemos que se produzca una recesión global sincronizada, es prudente anticipar una posible desaceleración o estancamiento del crecimiento económico en Estados Unidos, con implicaciones a nivel mundial. Frente a este escenario incierto, es conveniente mejorar la preparación para afrontar posibles desafíos económicos. Aunque muchas empresas han tomado medidas y los gobiernos han facilitado recursos para enfrentar perturbaciones importantes, como pandemias o inestabilidad financiera, una recesión combinada con políticas monetarias restrictivas y falta de apoyo gubernamental podría requerir una planificación cuidadosa a medio plazo. El equipo de Corporate Finance de Baker Tilly está listo para ayudar a definir estrategias y mitigar riesgos ante una posible desaceleración económica, e incluso considerar alternativas para reestructurar modelos de negocio y estructuras financieras.

Baker Tilly en el mundo
43.000
Profesionales
$5,2bn
Ingresos 2023
658
Oficinas
141
Territorios

Publicaciones

Artículo Auditoría
Lorena Pérez y Samy • 19 abril, 2024
Artículo Fiscal y Legal
Andrea Matador • 17 abril, 2024
Artículo Fiscal
Miguel González • 1 abril, 2024
Artículo Fiscal
Miguel González • 1 abril, 2024
Artículo Fiscal
Miguel González • 1 abril, 2024
Artículo Fiscal
Miguel González • 1 abril, 2024
Artículo Fiscal
Miguel González • 1 abril, 2024
Artículo Fiscal
Miguel González • 27 marzo, 2024
Artículo Laboral
Víctor Jiménez • 26 marzo, 2024
Newsletter de Baker Tilly
Conoce las últimas novedades que pueden afectar a tu empresa
Subscríbete